Ricardo Ferro

Regalos Navideños en el Tolima

De niños crecimos con la hermosa tradición de culminar la Novena el 24 de diciembre a las 10 de la noche frente al pesebre, los villancicos, la natilla y la cena.

Después nos íbamos a la cama con la esperanza de la llegada del Niño Dios a la media noche con los anhelados regalos.

Aunque esa bella costumbre está presente aún en nuestras vidas, los obsequios que damos y recibimos han ido cambiando a través de los años.

Por ello, en la actual coyuntura política y administrativa de la Región y desde esta tribuna, realizaré mi lista regional de presentes:

– A los deportistas tolimenses, les regalaría mi acompañamiento y solidaridad para que podamos exigir Escenarios Deportivos YA en el 2018.

– A los bancos de Ibagué, un guarda de seguridad en cada sucursal ante las amenazas díscolas de cierre.

– A los sufridos tenderos de la Capital, sillas rimax invisibles para que ciertos funcionarios no les cobren el impuesto de la ruína de sus pequeños negocios.

– A los Constructores y Urbanizadores de la Villa de San Bonifacio, una ‘licencia’ que les permita seguir generando progreso y empleo en vez de cortapizas y leguleyadas mamertas.

– Al Gobernador Barreto, la autorización para que lo dejen en su tierra natal pavimentar 300 calles y construir 2 polideportivos.

– Al Concejo de Ibagué, una Lámpara de Aladino para que la froten y salga el genio que les cumpla tres deseos: benevolencia de la Procuraduría, poder por fin elgir órganos de control y que ‘Memo’ les cumpla con sacarlos de los líos en que se metieron por hacerle caso.

– A los periodistas de Ibagué, les obsequiaria un tarro grande de Pegastic para que unan fuerzas y constituyan un frente común para seguir denunciando la corrupción en Ibagué que simplemente mutó de apellido.

– A Sarita y a todos los niños del Tolima que han visto vulnerados sus derechos, mi compromiso de que en la Cámara de representantes mi principal trabajo sera por ellos.

– Al Centro Democrático del Tolima, dos curules en la Cámara y una al senado con Paloma Valencia.

– A las víctimas, mi juramento que haremos valer sus derechos en el Congreso.

– A los beneficiarios de ‘El Chatarrero’, un lote para construir la sede social del partido rojo cerca al Aeropuerto y con “material seleccionado”.

– Al Deportes Tolima y a don Gabriel Camargo: mil aplausos por llevar el vinotinto y oro a todos los estadios de Colombia; la segunda Estrella seguro vendrá pronto.

– Al Burgomaestre dos regalos: una pijama a rayas decoradas con luces navideñas y una libra de queso para que alimente uno que otro ratón que sobrevivió a la barrida del panoptico.

Al resto de tolimenses, mis deseos de una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo lleno éxitos y bendiciones.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: